En Comunión por un mundo Fraterno y Solidario

La dimensión social de los carismas: una jornada de comunión y unidad de tres movimientos de la Iglesia

Imagen de Pablo Blanco
Posted by Pablo Blanco on September 15, 2018

(Ciudad de Buenos Aires, Argentina). Los tres movimientos fundadores del Centro Latinoamericano de Evangelización Social “CLAdeES” (Schoenstatt, de la Palabra de Dios y Focolares), organizaron una jornada que se desarrolló el pasado sábado 15 de septiembre en la Ciudad de Buenos Aires, bajo el lema “Jesús en el otro, una vocación comunitaria”.
 
Más de 200 personas participaron de la jornada superando ampliamente las expectativas previas, incluso contando también con la asistencia de otros movimientos de la Iglesia, laicos y personas que no profesaban alguna fe religiosa.
 
La actividad se propuso presentar los carismas de los tres movimientos y la experiencia de comunión en el trabajo concreto con las distintas realidades sociales y de la Iglesia, entendidas como aspectos esenciales de la Fe. Hubo stands de las editoriales de los movimientos organizadores (Patris, Ciudad Nueva y de la Palabra), porque la actividad editorial es también una importante herramienta de evangelización.
 
Luego de una introducción a la jornada realizada por Patricia Piñeyro, miembro del movimiento de Schoenstatt y del Consejo Ejecutivo del CLAdeES, se recorrió la historia e identidad de estos tres movimientos nacidos en el siglo XX, y se presentaron experiencias concretas de incidencia social y de transformación de la realidad social desde la comunión.
 
Entre algunos ejemplos, se desarrollaron la experiencia de las “Fraternidades Profesionales” (abogados, médicos, artistas, etc.) y la “Diaconía Familiar” del movimiento De la Palabra de Dios; el “Hogar de María” dedicado a la atención de niños con discapacidad (Schoenstatt); El “Movimiento Políticos por la Unidad” (MPPU) de Focolares; las “Consultorías Familiares” (emprendimiento conjunto de acompañamiento a familias de los movimientos de Schoenstatt y Focolares) y la Comunidad de Aprendizaje para el Desarrollo Humano Integral (CADHI) que es un emprendimiento de los jóvenes de los tres movimientos.  
 
Por la tarde, hubo un momento de trabajo en talleres de diálogo y escucha que abordaron distintas preguntas: ¿Cuál es la incidencia de los carismas en la transformación de la realidad? ¿Qué experiencias y proyectos se muestran como caminos y opciones para una iglesia “en salida”? ¿Cuál es la formación que necesitamos como laicos?
 
De allí, surgió un nutrido intercambio poniendo en común servicios y espacios de participación como: Red Sanar, Centros Comunitarios, Grávida, y acciones concretas en diferentes ámbitos de educación, salud, política, comunicación.
 
Gustavo Vivona, miembro del movimiento de la Palabra de Dios y Director Ejecutivo del CLAdeES señaló que “la puesta en común en el momento de la tarde animó a muchos a sumarse a algunas de las propuestas. De alguna manera quedó en evidencia la necesidad de trabajar en red, de fortalecer los vínculos interpersonales”.
 
María Antonieta Teodosio y Hugo Fantini, miembros del Consejo Ejecutivo del CLAdeES rescataron “la importancia de trabajar con herramientas de diálogo que favorezcan mayores intercambios y la concreción de ideas y proyectos sociales” y agradecieron ”el compromiso que aportaron los miembros de los movimientos en la preparación de la jornada, que hizo posible que viviéramos este día tan significativo”.
 
Silvia Cassou, miembro del movimiento de Schoenstatt y de la Asociación Civil “María construye” - que junto al CLAdeES llevan adelante un curso de Enseñanza Social de la Iglesia en la ciudad de Córdoba - añadió que “hay una necesidad de formación que permita interpretar las realidades actuales, pero aportando respuestas originales y novedosas”.
 
Cecilia Dilascio y Pablo A. Blanco, miembros del Consejo Ejecutivo del CLAdeES (en representación del movimientos de los Focolares) graficaron sus impresiones al finalizar la jornada: “es maravilloso constatar y compartir que tenemos tanto en común, un “idioma”, un “sentirnos Iglesia”, pero sobre todo esa vocación por el hermano, por la transformación de las realidades injustas de nuestra sociedad… que nos muestran que la unidad es siempre un signo de esperanza y conversión”, compartió Cecilia.  
 
“Hoy vimos el sueño de Dios, el sueño de Chiara del “mundo unido”, encarnado en la unidad de los movimientos. Esta comunión afectiva - y efectiva, por tantas iniciativas concretas -  nos confirma este momento único y especial de nuestra Iglesia” aportó Pablo.
 
Esperanza, alegría, confianza, compromiso, revolución, encuentro, fueron algunas de las impresiones que compartieron otros de los participantes al finalizar la jornada.
 
El espíritu de la convocatoria ha sido una invitación a “sentirnos hijos de un mismo Padre, ver en cada movimiento un don de Dios, un carisma para compartir y anunciar. La comunión y el caminar juntos ya es un signo de estos tiempos como nos anima el Papa Francisco con su invitación a vivir sinodalmente”, concluyó Susana Nuin en comunicación desde Colombia, y que también es miembro del Consejo Ejecutivo del CLAdeES.
 
El encuentro finalizó con la celebración de la eucaristía y el ofrecimiento del trabajo y los frutos de la jornada, que estuvieron a cargo de tres sacerdotes de los movimientos: los Pbros. Alejandro Blanco (Shoenstatt), Bruno Mammana (De la Palabra) y Marino Giampetruzzi (Focolares).

  • arriba
Total votes: 0